Hablemos de violentos

Una combi de la policía pasa lentamente entre lxs manifestantes y de repente arremete, pisa y le pasa por encima a un señor jubilado, causa indiganción. La gente a su alrededor no lo pueden creer y empiezan a volar las patadas contra la camioneta e insultos contra esas bestias. El móvil se retira del lugar, la gente asiste al hombre tirado sobre la calle.

Un jubilado va caminando por la vereda y tiene la mala suerte de cruzarse con una patota de policías federales, quienes se le acercan, lo rocían con liquido lagrimogeno en el rostro, luego viene otro a completar la tarea y mientras el viejito se cubre su rostro con dolor le vuelven a arrojar, al instante este último policía le da un golpe con su palo en la cabeza y se retirar del lugar.

Un joven cruza la calle, por atrás llegan policías a pie y motorizados, el joven apenas gira es impactado por un disparo, cae al piso, su cuerpo golpea duramente contra el asfalto, la policía motorizado lo choca y luego le pasa por encima encanjando la estructura de la moto sobre el cuerpo tendido. Los policías atienden a la moto, la desenganchan, se van y el vientre desagarrado y sangrante del joven queda al descubierto. La gente a su alrededor lo asiste.

Un joven Plaza de de Congreso recibe un impacto de posta de goma en su cara, un perdigón da en su ojo, sus compañerxs lo auxilian, lo llevan a una posta sanitaria cerca del lugar, una carpa de primeros auxilios, en el lugar es golpeado por quienes simulaban atender. Luego se demora su traslado aun centro medico. Por la tarde noche nos confirmaban que perdió su ojo.
Una característica de la represión es que las fuerzas disparaban al rostro, varias personas fueron heridas en la cara y sus ojos, por lo menos tres manifestantes perdieron un ojo.

La gente dispersa, manifestantes o no, busca salir de la zona de represión, corre por las calles, algunos buscan la boca del subterraneo, la policía castiga al pueblo, arroja dentro del subte, gases lagrimógenos, se producen peligrosas corridas en esa estación que se transforma en una trampa.

Una camioneta con banderas de partido de izquierda pasa por una avenida, de repente frena y de su interior bajan policías, golpean a gente, realizan detenciones y se van del lugar en un vehículo evidente secuestrado.

En el día de ayer, día del tratamiento en el Congreso de la reforma previsional, realizamos una transmisión especial desde la RNMA la cual duró 11hs. Lo escrito aquí son algunos de los testimonios que vimos y escuchamos de primera mano sobre lo ocurrido en la represión de ayer.

Por la mañana, un sórdido Congreso vallado, en una ciudad militarizada, aprobaba el recorte jubilatorio y a la Asignación Universal por Hijo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s