Preso por robar campera, sobreseído por asesinar

“Un año y seis meses para que la causa fuera pasada al juzgado de control… ir a tribunales una vez cada 15 días, una vez a la semana, mi lucha, manifestar, tomar las calles, las paredes, para que esto no quede impune”, esas fueron las palabras de Gabriela Sanso, mamá de Rodrigo Sánchez, joven asesinado en 2015 por el oficial de guardia de infantería Lucas Carranza, para describir la sensación de cansancio en estos 18 meses que lleva de lucha por justicia por su hijo.

El pasado 3 de abril la fiscal que tiene la causa, la Dra. Jorgelina Gutiez, solicitó el sobreseimiento del policía Carranza, que terminó con la vida de Rodrigo, y hoy está detenido, no por el asesinato del adolescente, sino por robar una campera de un shopping. “Yo presioné por el tema de la campera, yo considero que por meter presión, me mandaron la causa al juzgado de control, la fiscal quiere lavarse las manos”, reflexiona Sanso, al respecto del pedido que emitió Gutiez, y agrega: “Soy una mamá, me costó tener a mi hijo, yo no lo crié para que termine así, en las manos de un asesino y drogadicto, por eso le digo a la fiscal que habré perdido esta batalla, pero no la guerra, esto no queda acá yo voy a ir hasta las últimas”.

Romina, la tía de Rodrigo, junto a su hermana llevan esta incansable lucha y reclama: “La justicia le da más valor a una campera, un celular que a una vida, para la justicia tenia mas valor la campera, para eso sí va preso, por matar a un pibe, no”.

En diálogo con Mucho Palo Noticias, el abogado de la familia, el Dr. Adolfo Allende Posse detalló que la fiscal Gutiez solicitó al juzgado de control, a cargo del Dr. Lezcano, la absolución del policía Lucas Carranza, basado en dos principios muy utilizados para este tipo de casos: “la legítima defensa” y “el cumplimiento del deber como funcionario público”. En estos aspectos, el abogado aclaró que es improcedente considerar pedir la absolución, primero por la falta de proporcionalidad entre las fuerzas para repeler el hecho, y porque los exámenes citológicos del policía dieron con niveles de estupefaciente en sangre.

La legítima defensa vs el fusilamiento

El sábado 19 de septiembre del año 2015 a la 13:30 hs en las intersecciones de Av. Colón y Sagrada Familia, el policía de civil, Lucas Carranza, disparó cinco tiros por la espalda a Rodrigo Sánchez. Un proyectil impactó en la cabeza, y le causó la muerte de forma inmediata. Con el primer disparo – que fue a la nuca – Rodrigo cayó al piso, pero Carranza continuó disparando.

La desproporción que existe en asesinar a un adolescente de 16 años de cinco tiros por la espalda, dista enormemente de un uso proporcionado de la fuerza, y no deja ningún indicio que el policía haya estado actuando en su defensa, o lo que es lo mismo, haya sentido que su vida estaba en peligro, ya que Rodrigo estaba emprendiendo la huida, de espaldas y desarmado, o sea, fue fusilado.

No se encontró arma en la escena, “fue un arma fantasma”, dijo el abogado Allende Posse y los testigos no son concluyentes en haberla visto. Solo el conductor del auto manifestó su existencia, no obstante la mujer que iba de acompañante, declaró que no vio que el joven llevara pistola.

Cumplimiento del deber, pero con droga en sangre

Oportunamente el secretario de la fiscal a cargo del caso solicitó el examen toxicológico al policía Lucas Carranza al momento de asesinar a Rodrigo, en el mismo quedó constatado que tenia cocaína, marihuana y benzodiacepina.  En definitiva cuando fusiló a Rodrigo Sánchez, Carranza estaba intoxicado. Cuesta pensar que un correcto ejercicio del deber público pueda realizarse con ese nivel de droga que arrojaron los análisis de Carranza.

Resta esperar la decisión del Dr. Lezcano, el Juez de Control. Se calcula que este mes de mayo estará la respuesta al pedido de la fiscal Gutiez, y en caso de ser declarado el sobreseimiento, la familia de Rodrigo Sánchez, junto a su abogado, el Dr. Posse, apelarán dicha decisión.

“Es muy positivo que haya medios involucrados, y que se visibilicen los casos”, recalcó el abogado de la familia, quien confía que la justicia analizará positivamente la información que la investigación arroja. También deja en claro que lo que quiere la familia de Rodrigo es que se efectivice el juicio, y no sean una cifra más de espera de años, como lo fue el caso de David Moreno quien recién se está efectuando 15 años después.

Anuncios

Un comentario en “Preso por robar campera, sobreseído por asesinar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s