El nuevo Código no tiene consenso social ni legitimidad

Posicionamiento del Colectivo Organizador de la Marcha de la Gorra en Río Cuarto frente a los intentos de sanción del nuevo Código de Convivencia Ciudadana

Un nuevo Diciembre nos encuentra, como ya se está volviendo costumbre, con la Legislatura de la Provincia de Córdoba intentando entre gallos y medianoche en la última sesión del año dar curso a un nuevo Proyecto de Código de Convivencia a instancias de un ejecutivo que en 8 días entregará el gobierno a su sucesor, y que es el principal promotor de los proyectos de reforma al Código de Faltas que se han tratado en dicha Legislatura.

¿Porqué sancionar un nuevo Código entonces? Ha quedado claro luego de la contundente y masiva jornada de repudio en la que el pasado 18 de noviembre más de 30.000 personas nos manifestamos en toda la provincia por la derogación del actual Código de Faltas, que la sanción de un nuevo Código no tiene consenso social ni legitimidad, menos aún si es realizado, como ya dijimos, a las apuradas en la última sesión. En el contexto político actual de crisis de los partidos políticos tradicionales, de campañas que apuntaron a la militarización de los barrios, de incertidumbre sobre el nuevo gobierno y de malestar social, la sanción de un nuevo código más represivo se impondría como intento de desarticulación de la movilización social y de las posibilidades de organización de los sectores populares.

Además de mantener el carácter represivo e inconstitucional que tanto se ha señalado, el nuevo Código de convivencia avanzaría en indefiniciones y adjetivaciones reforzando la discrecionalidad de la policía a la hora de la detención. Asimismo insiste en criminalizar aún más a los sectores populares, creando figuras nuevas como las que castigan a cuidadores de vehículos que no tengan habilitación formal y a carreros que ocasionen molestias en el tránsito; así como la criminalización de la protesta social que se ve reforzada castigando más fuertemente a trabajadores que garanticen servicios esenciales como salud, transporte y educación. Y el más preocupante avance represivo y violatorio de Derechos humanos: la posibilidad de trasladar a menores a una dependencia policial para ponerlos a disposición de los padres
Insistimos en que la responsabilidad principal de este mamarracho que pretenden dar en llamar “Nuevo Código de Convivencia” es del Ejecutivo Provincial en manos de De La Sota, pero también de una oposición aplaudidora que de oposición nada tiene. Es también de los legisladores, que intentan sancionar un proyecto que hasta carece de buena técnica legislativa, viciado de inconstitucionalidades e ilegalidades. Y es también a causa de un Poder judicial que tímidamente nos ha sugerido que las razzias en los barrios no se deberían realizar, y que la cúpula policial se encuentra corrompida según se pudo apreciar en el caso Márquez. No olvidamos el narcoescándalo, ni los acuartelamientos de la policía; el robo y desguace de automotores y la imputación del Subjefe de la Departamental Sur Leonardo Hein en delitos de narcotráfico; o el reciente robo de armas en Córdoba Capital. Tampoco olvidamos los casos de gatillo fácil. No toleramos esta política de seguridad represiva en pos de unos pocos, en la que el resto quedamos afuera y somos sujeto de aplicación diaria de vejaciones, golpes y detenciones arbitrarias. No queremos el actual Código de Faltas antipopular, represivo e inconstitucional; menos aún aceptaremos un “Código de Convivencia Ciudadana” recargado y recrudecido. Es por ello que hace años que los organismos de Derechos Humanos en toda la provincia venimos denunciando este dispositivo represivo que ha demostrado un fracaso rotundo en mejoras para una efectiva seguridad ciudadana.

Nos sumamos, adherimos y acompañamos a la marcha que se desarrollará hoy en Córdoba capital, así como al posicionamiento expresado previamente por sus organizadores. Repudiamos enfáticamente la actitud del Gobernador y Legisladores, y recordamos que su tratamiento sobre tablas hoy, en la última sesión denota lo más rancio de todo un arco político que hace tiempo ya que no ejerce sus funciones en representación del pueblo soberano.

Por todo ello decimos:

No al Código de Faltas y todo otro intento de aparente modificación.
Basta de gatillo fácil
Desmantelamiento del aparato represivo ya
No a la criminalización planificada de la protesta social

Colectivo Organizador de la Marcha de la Gorra en Río Cuarto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s