Aaadentro!

Desde el viernes duerme en prisión el asesino de David Moreno. La Cámara del Crimen ordenó la inmediata detención del policia Hugo Cánovas Badra, luego de que fuera declarado inadmisible el recurso extraordinario presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba.

El 25 de julio de 2017, 16 años después de los hechos, la Cámara 1ra del Crimen de los Tribunales Penales de Córdoba condenó por el homicidio del niño David Moreno (13) al policía Cánovas Badra a 12 años y 8 meses de prisión, pero no fue sino hasta hace una semana que la privación de la libertad se ejecutó efectivamente. La razón fue que el condenado apeló la sentencia y así esquivó por un poco más de dos años -a decir verdad, 18- la responsabilidad por el asesinato ocurrido en las trágicas jornadas de 2001.

David Moreno fue una de las 39 víctimas asesinadas por el Estado durante el levantamiento popular del 19 y 20 de diciembre, producto del hartazgo sobre la situación económica, política, social, del hambre y el desempleo. Estas jornadas de lucha fueron brutalmente reprimidas por orden del Estado en todo el país.

El 20 de diciembre, en el barrio cordobés Villa 9 de Julio, David fue fusilado por la espalda. Fruto de la curiosidad lógica de la edad, fue a presenciar los tumultos que se formaban en torno al supermercado donde vecinxs pedían bolsones de comida.

Aun así Cánovas todavía tiene en el laberinto de la justicia penal una instancia más, que es la Corte Suprema por recurso directo, y se especula que haga uso de esta oportunidad procesal ya que durante el eterno proceso agotó todas las instancias posibles para esquivar la pena. Como sea, permanecerá en prisión porque el recurso carece de efectos suspensivos, según comentó Adriana Gentile, abogada patrocinante de la familia Moreno a Mucho Palo Noticias.

Las condenas

La sentencia de 2017 declara a Cánovas responsable del delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego contra David Moreno y de lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego contra Luciana Parra, Marcelo Fregenal y Rubén Fosarelli. También determina abuso de arma de fuego, todo en concurso ideal, arts 45, 79, 41 bis, 90, 41 bis 104, 54 del Código Penal y le impuso la pena de 12 años y 8 meses de prisión. Asimismo dispuso la inhabilitación especial para ejercer un empleo o cargo público solo por un término de 10 años.

Por los delitos de falso testimonio se decidió absolver a Laura Estela Freire y finalmente condenar a 2 años de prisión en suspenso e inhabilitación absoluta a la otra imputada, la comisario inspector Daniela Alejandra Adán.

Los capos que zafaron

Cánovas fue el autor material, pero este juicio es el reflejo de la impunidad con la que se manejaron cada uno de los gobiernos, cualquiera fuera el color de turno. Empezando por el finado de la Sota que gobernaba por aquel entonces, siguiendo por Ramón Mestre, quien era Ministro del Interior durante la presidencia de De la Rúa y ejecutor de la feroz represión.

El Comisario retirado Luis Farías, en el 2011 zafó del juicio que se le había iniciado por no cuidar la escena del crimen. Pagó alrededor de 750 pesos de multa y fue sobreseído.

El Ex Sub Jefe de la Policía de Córdoba, José Antonio Pesci, fue acusado de falsedad testimonial y encubrimiento. Su imputación nunca prosperó.

Otro gran impune fue Jorge Rodríguez, ex Jefe de la Policía provincial, máximo responsable de la institución que reprimió y mató a David Moreno.

Fernando De La Rúa, Presidente de la Nación en el 2001, fue quien declaró el estado de sitio el 19 de diciembre y ordenó la represión en Argentina. Se estima que en esas jornadas fueron asesinadas más de 40 personas. En mayo del 2015, la Corte ratificó su sobreseimiento por la represión cometida en diciembre de 2001.

Ramón Mestre, ex Intendente y Gobernador de Córdoba; en el 2001 era Ministro del Interior de la Argentina. Fue bajo su órbita que se ejecutó la represión en todo el país. Falleció en 2003 sin haber sido ni interrogado al respecto.

José Manuel De la Sota, gobernaba Córdoba en su primer mandato, era la máxima autoridad de la Provincia. Bajo su mirada y beneplácito se accionó la represión policial que causó dos muertes y casi una decena de heridxs con con balas de plomo. Nunca fue llevado a juicio. Falleció en 2018 al chocar contra la parte trasera de un camión fruto de su conducción imprudente y peligrosa a alta velocidad.

Marcha

Este martes 27 de agosto a las 17 en Colón y General Paz se realizará la 5ta Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil. Rosa y Eduardo junto a la familia Moreno y a lxs demás familiares de víctimas de la represión estatal, podrán transcurrirla luego de 18 años de exigir justicia, sabiendo que el asesino de su pequeño pasará los días y las noches en la cárcel.

Foto: Cobertura Colaborativa Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s