Continúan detenidos jóvenes sobrevivientes de gatillo fácil

La madrugada del lunes 29 de julio Daniel y Marcelo fueron a comprar a un negocio de su barrio, Granja de Funes II. Nunca habrían imaginado que iban a terminar baleados, presos y con una causa armada en su contra.

Hace dos semanas los medios hegemónicos cordobeses difundían una vez más la versión oficial de un hecho que implicaba a un agente policial disparando sin ponerla en duda ni consultar otras fuentes. La manipulación periodística en favor del poder estatal y sus fuerzas represivas son parte del accionar cotidiano de este tipo de medios, a pesar de las numerosas ocasiones en las que tuvieron que salir a rectificarse.

En este caso los titulares hablaban de un intento de asalto a un policía, quien logró defenderse con su arma reglamentaria en presencia de su hijo de cuatro años.

Olvidaron aclarar que hay testigxs que indican que no hubo tal asalto. Tampoco mencionaron que el agente Ángel Pintos se encontraba en aparente estado de ebriedad, lo cual habría originado una fuerte discusión entre él y las dos víctimas. Y por último, olvidaron decir que al momento de efectuar el disparo que alcanza a la altura del pecho a uno de los jóvenes y en el brazo al otro, además de su propio hijito de cuatro años, también había presencia de muchxs otrxs niñxs y familias en el lugar ya que se estaba festejando un cumpleaños.

Daniel Pérez y Marcelo Herrera, de 32 años y 26 años respectivamente, fueron trasladados al Hospital de Urgencias y al San Roque. Luego ellos mismos fueron a realizar la denuncia contra el policía y es allí que quedan detenidos, siendo trasladados a la UCA 9 de barrio Bella Vista hasta el día de hoy bajo la carátula de “robo calificado y uso de arma de fuego”. Es decir que si no hubieran decidido realizar la denuncia correspondiente, hoy estarían libres.

Inmediatamente sus familiares se presentaron en Tribunales a los fines de realizar una “contradenuncia”, con lo que implica enfrentar al poder estatal, a sus fuerzas de seguridad y a su blindaje mediático. Pero están convencidxs de que se trata de una falsa acusación y afirman que no van a parar hasta demostrarlo.

Sólo 36 horas después de los hechos tuvieron acceso a verlos y corroborar si habían recibido la atención médica necesaria para las heridas ocasionadas por el policía.

El lunes siguiente, el día 5 de agosto, familiares y vecinxs concentraron frente al CPC de Argüello para visibilizar el caso y exigir su liberación, haciendo énfasis en la ilegalidad de todo el accionar policial y judicial, así como en la tergiversación mediática.

Al día de la fecha sus familiares continúan exigiendo la pronta liberación de Daniel y Marcelo y ruegan la difusión del caso para que la verdadera versión de los hechos sea conocida.

Fotos: Marcha de la Gorra Córdoba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s