David fue una de las 39 personas ejecutadas por la decisión política de De La Rúa

David Moreno tenía 13 años cuando fue fusilado por el policía Hugo Cánovas Badra. David fue, de curioso nomás, a ver qué pasaba que se había juntado toda esa gente en el supermercado del barrio.

La orden vino de arriba. De bien arriba. El presidente Fernando De La Rúa hacía sus últimos movimientos en huída y optó por la represión. Su ministro del interior Ramón Bautista Mestre ejecutó el plan que los gobiernos provinciales siguieron y bajaron a sus verdugos.

David fue uno de las 39 personas ejecutadas por el Estado.

Hoy De La Rúa murió y será homenajeado por todos los dirigentes políticos en campaña y por los medios hegemónicos que sostienen esta democracia en la que a lxs muertxs siempre los pone el pueblo. Será recordado como un político “con aciertos y desaciertos”.

Pero la muerte de David no fue un desacierto, fue un acto criminal del Estado, así como la de las otras 38 víctimas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s