Asesino suelto

Se trata del cabo Javier Pintos, de la Prefectura Argentina, quien sigue procesado por el fusilamiento de Rafael Nahuel pero para la justicia puede esperar el juicio en libertad.

El cabo integrante del grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina se encontraba detenido debido a que una pericia comprobó que el disparo que mató al joven mapuche Rafael Nahuel salió de su fusil.

A pesar de que la Cámara Federal de General Roca hubiera ordenado la detención (LINK) fundamentada no sólo en la prueba balística sino en un duro fallo que desarticulaba y cuestionaba duramente la versión del Gobierno Nacional sobre los hechos, ahora vuelve atrás considerando que no hay peligro de fuga ni posibilidad de entorpecimiento de la causa y ordena la liberación del procesado por homicidio.

Javier Pintos, el prefecto de cuyo fusil salió la bala que mató a Rafael Nahuel

En un principio, y acorde a la versión del Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos, la carátula de Pintos era la de homicidio por “exceso en la legítima defensa”, cargo imputado en un primer momento por el juez Moldes. Actualmente enfrenta un procesamiento por “homicidio agravado”.

El fallo de la Cámara Federal de General Roca que fundamentaba su detención establecía además serios cuestionamientos al rol del Gobierno Nacional en torno al asesinato de Rafael Nahuel, denunciando que el Poder Ejecutivo “quiso condicionar la pesquisa delineando de antemano un libreto para los protagonistas”.

También invalidó las actuaciones periciales llevadas a cabo por la Gendarmería Nacional ya que “carece de todo valor de convicción al haber sido elaborada por los subordinados de quien, antes de esa labor pericial -e incluso previo a ser ordenada esa nueva experticia- ya se había manifestado en favor de la inocencia de sus subalternos involucrados en los hechos. La parcialidad es, sin el menor margen para la duda, impúdicamente visible”.

Sin embargo, y a pesar de exponer la trama de encubrimiento y peligrosidad por parte de los diferentes actores involucrados –dentro de los cuales se encuentra nada menos que el Estado-, la Cámara decidió dejar en libertad al prefecto que efectuó el disparo que acabó con la vida del joven mapuche Rafael Nahuel.

Rafael Nahuel murió de un disparo por la espalda el 25 de noviembre de 2017 en el terreno de Villa Mascardi

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s