Otra muerte en Bouwer Mujeres deja dudas y el Ministerio de Justicia interviene el penal

La muerte dudosa de Elisa Vanesa Castaño (34), durante la madrugada de este domingo, llevó al  Ministerio de Justicia y de Derechos Humanos de la Provincia de Córdoba a intervenir el penal.

Hace tres semanas la muerte de una presa en el penal de Bouwer Mujeres generó un reclamo por parte de las mujeres privadas de su libertad, que por informaciones cruzadas se confundió como un supuesto motín. Desde adentro las mujeres insistieron que era un reclamo.

Janet Lopez (30) estaba detenida desde el 28 de diciembre de 2018 a la espera de un juicio cuya pena ronda de un mes a dos años. Dos meses después aparece ahorcada en su celda. Su familia indicó que no era posible que se haya suicidado. Era la segunda muerte en Bouwer Mujeres en lo que iba de 2019. La otra muerte, desidia del sistema penitenciario fue Elsa Medina de 62 años, estaba presa en el Módulo D1 de Mujeres, también en prisión preventiva, tuvo dolores de estómago y fue derivada desde el hospital Misericordia con una simple gastroenteritis, unas horas después murió de un infarto dentro del penal.

El reclamo decantó en que la Subprefecta y Directora de Bouwer Mujeres, Marisa Miriam Ale, fuera apartada de sus funciones mientras se realizaba la investigación de lo denunciado. Además, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos dispuso la creación de un observatorio de prevención de la violencia de género y fortalecimiento de los derechos humanos de las mujeres privadas de la libertad, y estaría conformado interdisciplinariamente por profesionalxs del Polo de la Mujer, junto a la Secretaría de Justicia.

Lamentablemente el domingo a la madrugada hubo una nueva muerte, a 10 días el #8M que levantó también la bandera de “ni una menos en las cárceles”. Elisa Vanesa Castaño, de 34 años, apareció ahorcada en su celda, en el Pabellón E2. El hecho fue calificado como “muerte de etiología dudosa” y se suma a la dolorosa lista de las mujeres privadas de su libertad que pierden la vida en la cárcel, Vanesa tenía dos hijos.

Vanesa, un nombre que ya tiene una enorme herida abierta

Silvana Vanesa Castaño no es Elisa Vanesa Castaño, sin embargo uno debió leer varias veces la noticia que se hizo eco ayer. ¿Acaso se confundieron, los medios levantaron una nota antigua, estará mal el nombre?. No, Elisa Vanesa Castaño, se llamaba la mujer que murió en Bouwer en un supuesto suicidio, que está sujeto a una investigación por muerte dudosa. Silvana Vanesa Castaño, cuyo caso aún no ha sido esclarecido y mantiene a su familia reclamando por justicia, murió en el penal de Bouwer mujeres en octubre de 2013, apareció ahorcada en su celda pero el cuerpo demostraba que había sido asesinada, estaba en una celda de aislamiento y había tenido una discusión con las guardias de SPC.

Dolorosa coincidencia, que deja de la manera más cruel, y simbólica, claridad que no son hechos aislados, que el Estado es responsable, y que la vida en las cárceles es inhumana. Silvana Vanesa Castaño tenía 29 años y un hijo de 13 años, estaba presa por defenderse de su esposo golpeador, cuando intentó matarla dos años antes.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s