Capilla del Monte: diálogo con represión

Acompañado nada menos que por la Guardia de Infantería, el Municipio de la localidad serrana llegó hoy al barrio Faldas del Uritorco con las máquinas para comenzar las obras de conexión de agua y de remoción de árboles. Lxs vecinxs ya habían expresado su negativa de conectar la red de agua potable, ya que allí se proveen de agua natural de pozo. El violento comienzo de obra se da, además, sin tener siquiera la aprobación de la patrulla ambiental sobre, por ejemplo, la tala de árboles para la obra.

Con la excusa de que otro grupo de vecinxs habían presentado un reclamo al Ersep para solicitar que se haga efectiva la conexión, el Municipio desplegó un fuerte operativo y comenzó las obras en un contexto de amedrentamiento mediante el cordón de la Guardia de Infantería.
En estos momentos y durante la mañana se han sucedido discusiones entre lxs vecinxs y la policía. Medios de comunicación de la zona no pudieron acceder al lugar a pesar de estar con su credencial de prensa.
Días atrás, el Secretario de Gobierno municipal Claudio Maza había expresado que “ha llegado el momento de darle un corte final a esto”, y con la intimación del Ersep en mano se desplegó el operativo arbitrario sin mediar diálogo. El mismo diálogo negado cuando se desalojó a vendedorxs de peperina y malabaristas que trabajaban en los semáforos.

Carlos Edo, Secretario de Planeamiento a cargo de la obra, manifestó al medio CDM Noticias, que no hubo diálogo previo a la instancia de hoy: “tenemos que actuar porque el Municipio estaba denunciado ante el ERSEP, tenemos denuncia de robos, problemas de iluminación”. De esta manera el municipio intenta demonizar a lxs vecinxs que se niegan a la imposición de la red de agua a raíz de las denuncias de contaminación que se conocen sobre el dique que les proveería el agua de red.
“Son todos vecinos de Capilla del Monte (los que reclaman) pero hay que adaptarse a lo que los vecinos de Capilla del Monte quieren”, manifestó Edo frente a la pregunta de si la represión es la respuesta del Municipio para resolver el conflicto entre lxs vecinxs. “Los vecinos nos tiraron piedras cuando quisimos venir a hablarles”, dijo el funcionario mientras la policía empujaba e insultaba a lxs vecinxs que trataban de impedir el comienzo de la obra.

Consultado el Subsecretario de Gobierno, se acercó a lxs vecinxs que cantaban “que se vayan”, y expresó abiertamente que no hubo diálogo con quienes no querían el agua, al menos en el último año. “Como había vecinos que se presentaron al Ersep a denunciar, pidiendo el servicio, y sabíamos que otros vecinos no lo querían, trajimos a la policía para prevenir cualquier conflicto”, concluyó el subsecretario de Gobierno, dejando en claro que el municipio tiene más voluntad represiva que de diálogo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s