La doctrina Chocobar rechazada en la Corte Suprema

La Corte Suprema de Justicia desestimó el martes el recurso presentado por la defensa del policía Luis Chocobar, quien en diciembre de 2017 fusiló a un joven de 18 años que había sustraído una cámara de fotos a un turista extranjero. Esta decisión, la última instancia judicial, enfrenta al policía a un juicio oral y público.

El 1 de febrero Mauricio Macri recibió en Casa Rosada a Chocobar y luego la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, saldría a redoblar el respaldo presidencial al agente: “Vamos a cuidar a los que nos cuidan“, diría en conferencia de prensa. Horas más tarde se hacía público el video en el que se ve cómo Chocobar fusila en el piso a un ya indefenso Pablo Kukoc, en el barrio de La Boca. Sin embargo, el Estado argentino aseguró en aquel momento aún frente a la evidencia del video que “desde el principio se contó con el video, el respaldo a Chocobar se hizo conscientemente y, con toda la información necesaria, consideramos que fue correcto”; y Marcos Peña, el vocero en esa instancia, agregó al respecto: “Fue un mensaje de apoyo a un policía que cumpliendo sus funciones tuvo esta situación. No creemos en el gatillo fácil. No creemos en que las señales de respaldo a las fuerzas policiales equivalgan de ninguna manera a promover que no se cumpla con la ley y la normativa”.

A días de las declaraciones de Marcos Peña, la propia ministra Patricia Bullrich habló de modificar el Código Penal para que toda acción policial se enmarque como legítima defensa, sin importar el contexto; es decir, una virtual licencia clara para matar.

La licencia vs la justicia

Si bien la justicia argentina sufre una fuerte crisis de representatividad y las causas por fusilamientos quedan años sin elevarse a juicio, muchas veces se cierran, o si llegan a juicio son pocas las condenas que se logran, en tres diferentes instancias de apelación el Poder Judicial no acompañó el respaldo que el Estado le dio por cadena nacional y con todas las pompas institucionales (con la posible presión que ello implica), al asesino Luis Chocobar.

En enero, el juez de menores Luis Velázquez procesó a Chocobar por “homicidio agravado por uso de arma y en exceso de la legítima defensa” y le trabó un embargo de 400.000 pesos. Luego la Cámara del Crimen ratificó la causa, y modificó la carátula a “homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber”, lo que eleva la pena seriamente, mientras que la Cámara Nacional de Casación Penal rechazó por “inadmisible” el recurso de la defensa de pedir la anulación de la elevación a juicio. Finalmente, los abogados del policía presentaron el recurso a la Corte Suprema, donde los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda consideraron que el recurso extraordinario no era admisible y que la causa debe ser elevada a juicio.

Un cambio de carátula que agrava la pena, tres instancias judiciales que ratificaron que, dadas las pruebas, corresponde la acción judicial contra Chocobar, aún cuando falta una serie de peritajes balísticos y el análisis fragmento a fragmento del video que pidió el juez Velázquez, a cargo de la causa, para determinar si el policía Luis Chocobar habría disparado aún cuando el joven Pablo Kukoc estaba desarmado y en el piso, lo que demostraría lo que se viene denunciando desde varios sectores: que hubo un fusilamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s