“39, el documental”, historias de la memoria del pueblo

Este viernes 27 de octubre se presentará en Córdoba “39, el documental”, que aborda la historia de las víctimas de la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001. Desde Zumba la Turba nos comunicamos en el Enredando las Mañanas con Ayelen Velazquez, su directora, para conversar acerca del largometraje.

La directora explica que el trabajo se trata “de la historia todavía no contada, contada por primera vez, de las víctimas del 19 y 20 de diciembre de 2001”.  Para Velázquez, “es una historia importante para contar porque la mayoría de nosotros, incluyéndonos a nosotras cuatro que somos las que realizamos el documental, no sabíamos de qué se trataba y lo que había ocurrido en esos trágicos días, en lo que consideramos nosotras es el máximo estallido social que tenga registro la democracia en Argentina y uno de los más grandes que tuvo Latinoamérica”.

39 fueron las víctimas fatales de la represión estatal de esos dos días en distintos puntos del país, mientras el hasta entonces presidente Fernando de la Rua abandonada la Casa Rosada y el gobierno en helicóptero. Contar la historia de lxs 39 implicó para el equipo integrado por Ayelen junto a Celeste del Bianco, María Luz Coronel y Paula Schrott en la producción general, un verdadero viaje en el que reconstruyeron detalles de la vida de cada unx de ellxs, rescatando del silencio los testimonios de sus familiares y poniéndolos a dialogar con material de archivo.

David

Uno de sus primeros viajes fue a la ciudad de Córdoba, donde entrevistaron a Rosa y Eduardo, la familia de David Moreno, el niño de 13 años asesinado en Villa 9 de julio por el policía Hugo Canovas Badra, condenado en julio de este año como autor material de este crimen de Estado a 12 años y 8 meses de prisión.

Ayelén recuerda que lxs integrantes de la familia “nos recibieron sin saber qué íbamos a hacer nosotras con todo eso, pero con la confianza de que el objetivo era contarle a la mayor cantidad de gente quién era David y porqué había que recordarlo”.

Es que la historia de David, como la de las otras 38 víctimas, fue invisibilizada o tergiversada: “casi nadie sabe quiénes son, no fueron tapas de ningún diario. En el caso de David Moreno sucede también que muchas de las entrevistas (…) cambian la historia a las pocas horas de lo que había ocurrido, para contar que David estaba en un saqueo, que mientras recibe el impacto de bala deja caer de sus manos al piso la única gaseosa que había logrado sacar del saqueo al supermercado… cuando, en realidad, David no estaba en un supermercado, no tenía una coca en la mano, no estaba dentro de un supermercado, no había un saqueo en la cuadra donde ocurrió esto. Entonces el objetivo es este, contar la historia real de los Moreno y de los otros 38”.

Si la historia la escriben los que ganan…

Velázquez reflexiona al aire de Zumba la Turba acerca de la importancia de una construcción y difusión de relatos desde la memoria popular, desde el lugar de las víctimas. “Ante la manipulación del poder -explica-, si uno contase la verdad desde el vamos, desde el comienzo de cualquier historia, creo que ninguna de nosotras tendría la necesidad de hacer nuestra propia historia, porque ya la conoceríamos, porque se hubiese contado bien. Si los 39 hubiesen estado retratados desde un comienzo en las noticias, en los diarios, en los dos o tres documentales que hay sobre el 2001, nosotras no hubiésemos tenido que hacer ‘39, el documental’ (…) y la mamá de David Moreno no hubiese tenido la necesidad de salir a contar su historia, lo mismo que el resto de las familias”.

Para la directora, con la memoria oficial, “lo que termina sucediendo es que la historia siempre favorece por determinados intereses a unas partes y a otras las oculta o las ensucia”. Esto es lo que genera que haya que salir a instalar un contrarrelato, “uno después tiene que salir a contar: ‘bueno, no, no era una persona violenta que estaba robando en un supermercado y por eso la mataron’. Les quiero contar también, que si hubiese sido violento y hubiese estado en el supermercado saqueando, para eso está la justicia, para determinar si vos cometiste un delito y que vayas preso (…) Pero no es la policía, ni la gendarmería, la autorizada -en este país al menos-, para determinar el destino de si vas a seguir viviendo, vas a terminar el secundario, vas a tener hijos, y vas a formar una familia o vas a terminar muriendo”.

En definitiva, concluye Ayelen Velázquez, este viernes “no se van a encontrar otra cosa más que un pedazo de historia nuestra, muy reciente, que es el 2001. Sólo contamos ese año y el año anterior para que se entienda que uno no se despertó de un día para el otro y había 39 personas muertas y un Estado social totalmente ausente y un estallido político y económico grandísimo, sino que pasaron cosas durante todo ese tiempo para que determinaran ese estallido”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s