Inexplicable. El poder judicial pospuso sin fecha el juicio por David

A menos de 48hs. de dar inicio el juicio; a 15 años y un mes y medio de ser asesinado David, a poco más de 6 años de ser elevado el caso a juicio por la justicia provincial, el poder judicial pospuso sin fecha, el inicio del juicio.

No importa a cual falencia técnica administrativa puedan recurrir a última hora para dilatar y continuar dando impunidad, lo cierto que en todos estos 15 años el poder judicial ha demostrado tener poca vocación para juzgar los hechos criminales ocurridos el 19 y 20 de diciembre del 2001. Nada de esto extraña, ya que como Poncio Pilatos el poder Ejecutivo, Judicial y la clase política, se han ido lavando las manos para que lo que se consagre sea la impunidad.

¿Que podrán decir que justifique esta maniobra que tiene a olor a sumisión del poder judicial ante el poder político? ¿Que más tienen que esperar? ¿Que el tiempo los libren de culpa y cargo? ¿Dónde irá a parar su tan ilustrada independencia luego de mostrarse como campeones de las dilaciones que beneficia a aquellos que gobiernan nuestra provincia hace 18 años? ¿Acaso el poder judicial es temeroso a la Justicia?

El pueblo cordobés aún recuerda con dolor lo ocurrido aquellos años, no tan solo el hambre y miseria al cual se nos llevó, sino también las decenas de personas asesinadas por distintas fuerzas represivas en un país bajo estado de sitio.
Con los años, uno a uno los responsables intelectuales, políticos y autores materiales han sido desprocesados, algunos han muerto, otros fueron beneficiados por la “duda”, otros sus causas duermen en los eternos cajones de la justicia. Poco y casi nada han hecho para calmar tanta injusticia, tanto dolor de familias, amigos y un pueblo que mira con creciente descrédito su cómplice inacción.

No dar una fecha pronta y clara de urgente juicio es un acto de cinismo y ofensa en el rostro de la familia de David, que nuevamente vive el desamparo, la brutalidad de un sistema que no tan solamente le arrebato la vida de su hijo, sino que insistentemente se mueve de modo patoteril y salvaje al dejar en suspenso el juicio.

Nadie les ha pedido que hagan algo que no está a su alcance, nadie les ha pedido que escriban una historia digna del poder judicial, nadie les ha pedido que entreguen su vida para consagrar la justicia. Solamente se les pide que activen los mecanismos que están en sus manos y que de esa forma, en un futuro, puedan limpiarse la frente.

¿Será Justicia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s