7-485-51ec3

El fuego a través de la palabra

Por ANRed/Imagenes: CORREPI En el marco de la presentación del Informe de la Situación Represiva a Nivel Nacional elaborado por CORREPI, el pasado viernes en Plaza de Mayo, compartimos una crónica de la jornada y testimonios de luchadores populares, que pusieron sobre la mesa la necesidad de profundizar los marcos de unidad y organización para hacer frente a las luchas por venir, de cara a un escenario de profundización de las políticas de ajuste y represión sobre las clases obreras y populares.


El pasado 2 de diciembre la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) acompañada de un amplio conjunto de organizaciones de la izquierda social y política presentó la edición numero veinte de la sistematización de casos de personas asesinadas por el Estado, desde 1983 a la fecha. En ese Archivo de Casos, elaborado a lo largo de todo el año y actualizado permanentemente, para utilizarlo como una herramienta de lucha se cristaliza el alcance de las políticas implementadas en materia represiva por las distintas fuerzas políticas patronales a lo largo y ancho del país.

La Red Nacional de Medios Alternativos realizó la cobertura completa del acto, que  podes leer y escuchar acá: Informe de Correpi: los números de la represión como política de Estado

De la jornada de denuncia y de lucha participaron organizaciones partidarias, territoriales, culturales y sindicales, hasta medios de comunicación populares y cooperativos, como Tiempo Argentino. Acompañaron la jornada: Unión del Pueblo, Hagamos Lo imposible, Movimiento de Asambleas del Pueblo, Partido Obrero, Izquierda Revolucionaria, Hombre Nuevo, Marcha Guevarista del Pueblo, CPS 29 de mayo, La Poderosa, MP La Dignidad, MTR 12 de abril, PTS, FOB, T.O.R.R.E, Corriente Villera Independiente, MST, Democracia Obrera, Hijos Oeste, SUTNA, ADEMYS, SIPREBA, ATE-Trabajo.

Durante todo el acto de expusieron los resultados de las políticas del gobierno de Mauricio Macri y de las distintas gobernaciones de todo el territorio nacional que representaron un grave retroceso en las condiciones de vida de los sectores obreros y populares, en cuanto al ajuste sobre las condiciones vida, como de retroceso en cuestiones simbólicas e históricas y en materia de acceso a derechos básicos, como la cultura y la educación. Políticas que implementadas, necesitaban lograr un grado de consenso aun mayor, a la hora de aplicarse y que en caso de encontrar respuestas populares que les pongan por delante una resistencia, prefiguraban los “momentos” donde desplegar todas las fuerzas del aparato represivo sobre los territorios en disputa. Territorios como los del trabajo, de la tierra, de los derechos humanos, de géneros e identidades disidentes, de las barriadas populares, universidades, pueblos originarios, de la cultura popular entre tantos otros donde el pueblo encuentra una trinchera desde donde dar pelea.

En esta Plaza de Mayo y ese viernes por la tarde, se vislumbro la urgente necesidad de plantear estrategias comunes ante una realidad concreta que sirve como botón de muestra: las vidas de 4960 pibes asesinados por la fuerzas de inseguridad, la vida de más de 400 mujeres arrebatadas por el fierro y por la chapa estatal. Milagros Sala y todas las presas y presos políticos en Jujuy. La intentona de volver a instalar la “Teoría de los dos demonios” son ejemplos varios con que se esgrimieron los argumentos para construir más unidad, más organización y más lucha desde las organizaciones del campo popular.

Alejandro Crespo, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA):


“Creemos que la intervención del clasismo, de los trabajadores es la que tiene que frenar este ajuste que estamos teniendo. En ese camino y sabiendo que los sindicatos tienen que ganarse, porque luchar contra el ajuste está hermanada a la lucha contra la burocracia sindical. Necesitamos que dejen de contener al movimiento obrero. En ese sentido estamos convocando y pidiendo a todas las organizaciones en lucha una convocatoria para que este 20 de diciembre, a 15 años del Argentinazo, hacer una gran movilización a esta plaza y llenarla de compañeros y compañeras, poniendo en el centro del poder político la agenda de los trabajadores, los reclamos del movimiento obrero.”

Hernán “Vasco” Izurieta, integrante de la Junta Interna de ATE Trabajo:

“Participar de este acto, no es una expresión de solidaridad externa, donde un sector de trabajadores viene y se solidariza con una organización antirepresiva. Para los trabajadores y las trabajadoras en lucha, participar de este acto es participar de un episodio más de la lucha de la clase trabajadora por sus reivindicaciones y también por sus objetivos históricos de liberación y emancipación. Saludamos a este acto, fortalecemos su pelea y reclamar de una vez que se termine la represión del Estado. ¡Viva la lucha de la clase trabajadora! ¡Abajo la represión! ¡Viva la unidad de la clase!”

Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga e integrante del espacio Amigos y Familiares

“Creemos que hace falta, profundamente, que los familiares se organicen, presionen a la justicia, que entre todos empecemos a ser solidarios en esta lucha. Los familiares, las organizaciones sociales tenemos que empezar a armar ese cuerpo que necesita visibilizar esta problemática, para empezar a atacar todo lo que sufren nuestros pibes en los barrios. Los barrios están militarizados. Eso, junto con el estereotipo que se ha creado del pibe-chorro lo que hace es arrasar con la vida de nuestros pibes. A cada instante que se pide más seguridad, se crean más fuerzas para militarizar los barrios. Estoy segura que estamos logrando que futuras generaciones levanten estas banderas, se organicen alrededor de esta luchas y que poco a poco los índices de violencia que sufren nuestros pibes, vaya disminuyendo. Por todos los pibes que han sido asesinados, desaparecidos, encerrados en penales por causas armadas. Por todos los pibes que aun saliendo a robar, les condenan la vida encerrándolos, les meten un balazo en la cabeza, desaparecen de nuestra sociedad Por todos ellos ¡Presente! ¡Ahora y siempre!”

Alejandra Díaz, integrante de La Poderosa y mama de Luis, asesinado por la policía en 2010.

“Este año dos compañeros de La Garganta fueron torturados, Ezequiel e Iván y lo publicamos, hicimos la denuncia y hay siete prefectos en Marcos Paz. Pudimos hacer visibles todo lo que les hicieron. Eran entre diez y doce prefectos y faltan aun más. Esto quiere decir que las fuerzas de seguridad siguen manteniendo la misma mentalidad que en la dictadura y hoy, en vez de haber trabajo digno para los que estamos en las villas, se invierte millones en policías. No nos sirven las fuerzas de seguridad que tenemos. Porque lo que hacen es atropellar nuestros derechos. Ellos están para robarle a los pibes que compran droga. Se guardan la plata y la droga. No quieren que vos te metas porque saben que están haciendo mal. Le estamos pagando sueldos a personas que no hacen bien su trabajo. Es indispensable que el pueblo este unido en este sentido, que todos seamos veedores de lo que hace cada uno en su barrio, que hagan las denuncias correspondientes, para que todos y todas tengamos la seguridad que nos merecemos y que las fuerzas de “inseguridad” tengan su merecido y les saquen una parte de la tajada de la torta que tienen por no hacer nada”

Nora Cortiñas, integrante de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora

“Cada jueves que hemos estado en la plaza, ha sido un jueves de la resistencia. Una palabra que cuesta incorporarla para todos y todas en este país. Parece que hablar de resistencia, asusta un poco. Ahora quieren borrar la historia, que si eran o no 30 mil. El gobierno puede decir lo que quiera, pero no van a borrar la historia. Hoy nos enteramos que quieren sacar el feriado del 24 de marzo, para nosotros ese día va ser lo mismo, un día de memoria. ¿El gobierno cree que se puede borrar la memoria de este pueblo? Esta equivocado. El terrorismo de Estado, nos dejo esta policía podrida. La resistencia es de todos los días. El 8 de diciembre, las Madres vamos a hacer la Marcha de la Resistencia, de 12 a 20 horas. Nos resistimos al ajuste que trae hambre, desocupación y desalojos para nuestro pueblo, a las policías del gatillo fácil, a que no abran los archivos para saber que paso con nuestros hijos. Tenemos mucho para luchar. Nuestros hijos sembraron una semilla. Esta semilla son ustedes y eso queremos, que sigan siendo estos árboles de pie. Ustedes, nuestros hijos, nuestras hijas, no eran demonios. Eran luchadores populares. Por eso les decimos: ¡No olvidamos! ¡No perdonamos! ¡No nos reconciliamos! 30 mil compañeros, detenidos-desaparecidos: ¡Presentes! Ahora ¡y siempre! ¡Hasta la victoria siempre! ¡Venceremos!”

Alejandro Wall, integrante de la Cooperativa Por Más Tiempo, que gestiona el periódico Tiempo Argentino y delegado del SIPREBA

“Desde hace mucho los trabajadores de prensa, hemos entendido que la única grieta de la que algunos hablan, es la que nos separa de las patronales. Durante todos estos años, desde que comenzamos con nuestra paritaria, desde que comenzamos nuestra lucha en la calle, cuando empezamos a conformar lo que hoy es el Sindicato de Prensa de Buenos Aires, también para enfrentar a la burocracia que nos había abandonado. Era una lucha no solamente para organizarnos y defender nuestros derechos, salarios y puestos de trabajo. Era para estar fuertes, firmes y unidos para también disputarles a los grandes medios de comunicación, a las grandes patronales, la cuestión de los contenidos. Tenemos que organizarnos para disputar ese espacio. Un gran ejemplo fue aquel editorial del diario La Nación que reivindicaba la dictadura y pedía la liberación de los genocidas. Fueron los trabajadores los que salieron a repudiar esa editorial. Por eso es importante organizarnos en cada redacción, canal y radio. Porque somos los que luego tenemos que expresar las luchas, los que tenemos que denunciar la represión en las calles, el ajuste. Somos los que tenemos que visibilizar los casos de gatillo fácil. También nosotros sufrimos la represión. Nosotros pudimos poner nuestro diario en pie y luchamos no solo contra las patronales Spolzki y Garfunkel, que fueron apañados por el kirchnerismo y hoy por el macrismo, que es cómplice. Es importante generar nuestros propios medios. Acá hay un cartel que dice “Las calles son nuestras”. Tenemos que hacer que los medios sean nuestros.”

El fuego a través de la palabra, es el que se manifestó en cada persona y militante que se hizo presente en Plaza de Mayo. Fuegos, construidos por medio de la lucha con chispazos que encienden las memorias. Históricas, colectivas y populares. Pañuelos blancos y viseras. 30 mil de ayer y 4960 de hoy, son historias vivas, recuperadas en cada foto, en cada madre, padre, hermano, hermana, abuelo o abuela de pie ante el asfalto caliente, parándose de frente, en el centro del poder político, para manifestar la organización y la lucha de todo el territorio nacional.
Hugo, Matías, “Chaco”, David, Javier, Santiago, Víctor, Javier Alejandro, Carlitos, Rodrigo, Emanuel, Ariel, Sonia, Walter, Nicolás, Germán, Cristian Marcelo, Pablo. Todos esos pibes, esas mujeres, esos trabajadores y trabajadores, una vez más, tienen quien los reivindique.

Micaela Corzo, integrante de CORREPI y hermana de Rodrigo, asesinado en 2003 por el Comando de Patrullas de Hurlingham.

“La policía nos mata un pibe, un piba, una persona cada 25 horas. Casi uno por día. Los matan y después los usan como excusa para hacer lo que hacen. Les roban la identidad, como si no tuviesen historia, ni casa, ni familia, ni amigos, ni anhelos, ni futuro. Los matan porque defienden los intereses de los ricos, que les pagan un sueldo y ahora disparan contra el pueblo y ese pueblo al que alguna vez pertenecieron pero que ya no son as de ese pueblo trabajador, desde el mismo día que decidieron utilizar un uniforme y se hacen valer de una plaza y de un arma lleno de balas que pagamos nosotros mismos para que después nos maten a nuestra familia. No queremos disculpas, ni falsas promesas. Sabemos que para que no pase más, tenemos que ser miles en las calles, para que no decidan más por todos nosotros. Desde ese día, ayer, hoy y los que vienen seguiremos en las calles. Por los que no están, pero sobre todo por los que están. Por los que están hoy en esta plaza, por los que decidieron seguir luchando, por los que no se caen, por los que derramaron la sangre de nuestros pibes y nos pusieron de pie. Por eso vamos a estar en estas calles, por nuestras familias y por todos los nuestros. Porque casi son 5000. Porque no son solo números. Son historia. Son nuestra historia. Así que compañeros, casi 5000 víctimas del estado represor ¡Presentes! ¡Ahora y siempre!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s