Detención y hostigamiento a familiares de Nicolás Nadal

10521961_892584944094525_3598710661889437640_nEl pasado sábado por la tarde la policía de Córdoba de la comisaria numero trece del norte de nuestra ciudad, detuvo a Brian Nadal por una supuesta contravención cuando volvía de su trabajo.

Brian tiene 19 años, es papá de una beba de un año, y es el hermano de Nicolás Nadal, joven asesinado a manos de la policía el 28 de febrero de 2013, uno de los tantos casos de gatillo fácil de nuestra provincia.

Desde entonces la familia Nadal ha dado una incansable lucha para exigir justicia por Nicolás. Durante la segunda mitad del año pasado se realizaron numerosas concentraciones y marchas pidiendo la inmediata elevación a juicio de la causa de homicidio que carga sobre Has y Quinteros quien no solo asesinaron a Nicolás sino que le plantaron dos armas, hecho que ya esta demostrado: las armas fueron plantadas en la escena.

En el mes de abril, acercándose una inminente elevacion a juicio de la causa, Brian Nadal es detenido casi una vez por semana, yendo a trabajar, volviendo del trabajo, yendo a la casa de su familia, ellos saben quien es y se lo dejan en claro cada vez que lo detienen: “vos sos Nadal”. Desde el año pasado varios de los hijos de la familia Nadal han sufrido detenciones y aprietes de parte de la policía de la comisaria de la zona, pero a Brian lo han apuntado específicamente, el estuvo cuando Nico fue asesinado y es un testigo clave del hecho.

Casi como de manual Brian es detenido todos los fines de semana, porque le falto un espejo en la moto, por “portación de rostro”, porque estaba ahí, por ser Nadal, por pedir justicia. Este sábado no fue la excepción, y cuando su mamá noto que no volvía del trabajo salio a buscarlo. Ya sabe: sino vuelve esta en la UCA norte de Barrio Alta Córdoba, ubicada en calle Antonio del Viso 750. Y este sábado no fue la excepción, allí estaba alojado sin explicación alguna, por una contravención inexistente, y como cada fin de semana, la insistencia telefónica de las organizaciones, y abogados, y de la presencia de la familia en la comisaria, a la noche lo liberaron.

Ensañamiento, aleccionamiento, modus operandi, señalamiento, “sabemos quien sos”, “vos estuviste en un asesinato” llegaron a decirle una vez, la familia teme lo peor: que le armen una causa.

La impunidad hecha carne, la valentía personificada en una familia que a pesar de todo, de las trabas judiciales, de los malos tratos, de las demoras en investigar y del hostigamiento y ensañamiento contínuo, se niega a rendirse, y sigue alzando la voz en el pedido de justicia, por su hijo, para que no haya mas Nico en ninguna familia, en ningún cartel, en ninguna bandera, y para que sus siete hijos puedan andar libremente por la calle sin temer que la policía los detenga, hostigue, amenaze y golpee cuando lo desea, como lo desee, pero sobre todo impunemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s