Una nueva “Marcha de la Gorra” recorrió Córdoba

FOTO: M.A.F.I.A + NINJA + Colectivo Manifiesto.
FOTO: M.A.F.I.A + NINJA + Colectivo Manifiesto.

Por Mucho Palo Noticias / El jueves 20 de noviembre de 2014 volvieron a encontrarse en las calles de la ciudad de Córdoba miles de jóvenes bajo las consignas de derogación del Código de Faltas y basta de gatillo fácil. La “marcha de la gorra” en su octavo año convocó a unas veinte mil personas, entre ellas organizaciones políticas, sociales, gremiales, estudiantiles, culturales y jóvenes de toda la provincia.

Paralelamente, se desarrollaron movilizaciones en otras localidades de la provincia, entre ellas San Francisco y Villa María. Esta última, movilizada aún más debido a la muerte de Joel un joven de 16 años, el miércoles 12 de noviembre. Joel había sido detenido y trasladado al Complejo Esperanza donde, según denuncian sus familiares fue brutalmente golpeado. Falleció cuando era trasladado al hospital.

La movilización estaba convocada a las 18 hs. en Colón y Cañada pero se vió demorada a causa de la detención, por parte de la policía de dos colectivos provenientes de la localidad de Juárez Celman que concurrían a la marcha. Como resultado de esta situación se produjo la detención de un joven y la posterior demora en el inicio de la movilización. Por este motivo la marcha partió casi una hora y media más tarde.

“La marcha de la gorra” es convocada por “el Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos” quienes se encargan de su organización. Durante la marcha manifestaban su emoción debido al resultado positivo de la misma, hace dos meses que más de 60 organizaciones vienen trabajando, “son dos meses de crear una mesa organizativa de organizaciones políticas, sociales, estudiantiles, donde se pone de conjunto entre diversos espacios como llegar a esta marcha, discutir posiciones, generando consenso y construyendo un discurso político, mostrando que en Córdoba somos capaces de organizarnos y de hacerle frente al gobierno de De La Sota”, afirmó un joven integrante del colectivo.

La movilización expresa el encuentro de todos los jóvenes que diariamente ven cercenados sus derechos y, una vez al año, tienen la posibilidad de ejercerlos, de caminar libremente por el centro de la ciudad sin miedo a ser detenidos arbitrariamente por la policía. Viviana Alegre, mamá de Facundo desaparecido en febrero del 2012, describe la marcha como “una mezcla de todo, es emoción es bronca es impotencia pero también mucha esperanza en que deroguen el código de faltas”.

1294376_748037888594683_5638569740260313111_o
Foto: M.A.F.I.A + NINJA + Colectivo Manifiesto.

Bajo el canto de “mejor gorra embrollando que policía matando” y “De la Sota, paseo no es merodeo” haciendo alusión al artículo 98 del mencionado código se hicieron oír las voces de los y las jóvenes que desarrollaron diversas expresiones culturales. Las murgas de los distintos barrios se hicieron presentes.

Una de las intervenciones artísticas desarrolladas durante la movilización retrató una escena en la que un señor muy bien vestido acarreaba una carreta cuyos bueyes eran policías rabiosos. Dicha representación obtuvo muchos aplausos.

Asimismo acompañó a los manifestantes un enorme momo que representaba al “Gûere” Pellico, víctima del gatillo fácil, llevado por los vecinos y vecinas del Barrio de Bellavista para quienes “fue muy importante traerlo ya que Córdoba lleva más de 9 casos de gatillo fácil”.

Otra consigna fue la de aparición con vida de los 43 estudiantes normalistas mexicanos desaparecidos. Los y las jóvenes de “el Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos” declaraban que lo sucedido con los estudiantes mexicanos era una injusticia que trasciende lo local, tanto ellos como los jóvenes mexicanos sufren la misma persecución.

Se hicieron presentes los familiares y amigos de muchos jóvenes víctimas del gatillo fácil: Vanesa Castaño, Lautaro Torres, Miguel Torres, Ezequiel Barraza, Cristian Guevara, Ezequiel Ávila, Ezequiel Saldaño, Guere Pellico, Emanuel Paneta yNicolás Nadal. También estuvieron las familias de Facundo Alegre y Yamila Cuello, hasta hoy desaparecidos.

Algunas organizaciones que estuvieron presentes y vienen hace años luchando contra la política represiva que se desarrolla en la provincia son el Frente Organizado Contra el Código de Faltas (FOCCOF) y la Coordinadora Antirrepresiva de Córdoba. Desde el FOCCOF denuncian como el instrumento de Código de Faltas protege a los poderosos segregando al resto de la sociedad. Por su parte, la Coordinadora Antirrepresiva de Córdoba denuncia que esta política no es exclusividad de esta provincia, sino por el contrario, se produce a nivel nacional. En este sentido, ellos están organizados en la Coordinadora Antirrepresiva Nacional.

También participó “la Coordinadora de Familiares de Víctimas del Gatillo Fácil en Córdoba” de la que Natalia Suarez, mamá de Lautaro Torres forma parte y describe “nosotras somos ocho madres que nos fuimos organizando, juntándonos para poder pelear contra esta violencia que no solamente pasa en nuestra provincia sino en todo el país; nos organizamos por haber perdido nuestros hijos de la peor manera”.

10620151_748037831928022_5523313753588875524_o
Foto: M.A.F.I.A + NINJA + Colectivo Manifiesto.

 

El contexto político en el que se desarrolla “La Marcha de la Gorra”

Esta movilización se desarrolla en el marco de reiteradas denuncias por parte de organizaciones de derechos humanos y familiares de víctimas de una política de estado altamente represiva desarrollada por el gobierno de De La Sota y amparada en el Código de Faltas.

Dicho instrumento brinda herramientas a la institución policial para decidir sobre los ciudadanos. En este sentido y partiendo de la concepción de los jóvenes como potenciales criminales, el código permite realizar detenciones de manera arbitraria por la mera sospecha de un crimen potencial. Violando plenamente las libertades constitucionales, bajo el código de faltas se utilizan figuras como el merodeo, el disturbio en la vía pública o la resistencia a la autoridad para detener arbitrariamente a jóvenes humildes de barrios populares. La portación de rostro, el color de la piel y la vestimenta terminan siendo los causantes de las detenciones, obligando a los jóvenes a no transitar en la ciudad para evitar las mismas. Además puede prescindirse de la intervención del poder judicial, siendo el comisario el que dicta sentencia.

Por otro lado, la permanencia en el barrio de origen de los y las jóvenes tampoco es segura, ya que la política del actual jefe de la policía Julio Cesar Suarez consiste en la realización de razias en las zonas más humildes mediante la movilización de la guardia de infantería en los operativos.

En cuanto al delito, las estadísticas no muestran disminuciones pero si un avance de los casos de gatillo fácil que llegan a los 9 casos desde que comenzó el 2014. Algunos de los casos denunciados son los siguientes: Ezequiel Barraza de 20 años, asesinado el 24 de marzo, acusado de haber robado en Barrio Primero de Mayo; otro joven de 15 años asesinado el 7 de abril por un guardia cárcel en un presunto robo en Villa Corina; Lautaro Torres de 16 años muerto el 13 de abril por un efectivo de la policía en un supuesto intento de robo de celular; Pablo Nicolás Navarro de 29 años asesinado el 12 de mayo en un aparente robo en una playa de estacionamiento; Gastón Lucio herido de gravedad producto de disparos efectuados por un policía contra una camioneta repleta de jóvenes el 8 de julio en el Barrio San Vicente; Miguel Ángel Torres asesinado también en julio por un policía tras otro presunto robo; Fernando “Gûere” Pellico de 18 años asesinado el 26 de julio acusado de haber esquivado un control policial ; otro joven de 21 años fue muerto por un guardia de infantería en otro supuesto robo.
Además de los casos de gatillo fácil y de las permanentes detenciones, hostigamientos y casos de tortura ejecutados por el aparato policial, siguen irresueltas las desapariciones de Facundo Rivera Alegre y Yamila Cuello.

En este contexto es que se produce la masiva movilización de jóvenes para hacer valer sus derechos. En palabras del Colectivo de Jóvenes : “Queremos que se garanticen los derechos a todas las personas. Queremos influir y participar en los eventos de recreación y actividades socioeducativas. Exigimos que nos devuelvan la libertad de circular por donde queramos para ser y estar el tiempo que haga falta. Queremos romper los vicios del poder político de turno. Denunciamos la constante persecución a los espacios organizados”.

Una cuenta pendiente para la sociedad cordobesa será como dar respuestas a este legítimo reclamo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s