¿Por qué DAVID MORENO, no regresó a su casa?

davidPor: @Josecomunicando / Frente al intento de saqueo al supermercado Minisol, ubicado en calle Piedra Labrada 8080, del barrio Villa 9 de Julio, la policía inició un operativo represivo, reprimiendo con disparos de escopetas cargadas con balas de goma y armas cargadas con munición de plomo.

En el caso de David Moreno, la utilización de ese tipo de proyectiles fue corroborada por un informe médico que reveló que el cuerpo del joven había sido impactado por cinco proyectiles que salieron de una escopeta a repetición de las que se provee a la Policía. Los estudios forenses determinaron que sólo uno de los balazos que alcanzaron a Moreno pudo ser recuperado porque se encontraba alojado en la nuca.

La Fiscalía de Instrucción concluyó que existía responsabilidad directa del policía Cánovas Badra en la muerte de Moreno, pero la Cámara ordenó la liberación del único imputado por falta de mérito. Este caso aun esta IMPUNE.

PALABRAS DE LA MAMÁ DE DAVID MORENO

Hoy 20 de diciembre de 2005, hace cuatro años que nos reunimos para rendirle nuestro sentido homenaje a DAVID.

Pero el motivo de nuestro dolor no es solamente su ausencia física. Sí, David fue asesinado por la policía de nuestra provincia de la forma más aberrante e injustificada. Fue el 20 de diciembre de 2001 cuando el país estalló porque había que cambiar todo, porque todo tenía que cambiar.

Y como en toda rebelión popular no faltó la violencia, confusión, vandalismo, saqueos, intento de saqueos y promesas engañosas de entregar bolsones con alimentos en lugares estratégicos e insinuantes: frente a un supermercado.

Este último fue el motivo de la curiosidad de David y el escenario perfecto para que la policía respondiera a las órdenes recibidas: disparar con plomo a un grupo pequeño de personas que no mostró agresión, violencia, ni resistencia ya que corrió apabullada ante el primer disparo.

Este acto de inmoralidad y cobardía terminó con la vida de David e hirió gravemente a Juan Fregenal y Luciana Parra.

La noche del 19 de diciembre la Sra Norma Bernasconi fue sorprendida por un grupo de policías a dos cuadras de aquí cuando se dirigía a su casa, quienes le dispararon al parabrisas de su vehículo causándole una herida muy grave en su brazo quedando con un elevado grado de discapacidad.

Según Jorge Rodríguez su policía salió a contener y no a reprimir y según la Justicia son hechos aislados cuando los responsables son los mismos: los altos mandos de la Policía y el Poder Político.

¿Porqué estos casos y el de Sergio Ferreira aún están impunes? Porque estamos en manos de una Justicia del poder y no de la justicia de la ley, que por defender lo indefendible, por proteger el buen nombre y honor de quienes no lo tienen no respeta la dignidad de nuestras víctimas.

David, que había salido a tomarse un esparcimiento con sus amigos fue la víctima de tanta impunidad. Porque nadie toca a los de arriba para que los de abajo maten con descaro como dice Piero en su tema Bronca.

A los 33 muertos de diciembre de 2001 le siguieron Kosteki y Santillánen junio de 2002. Aquí en Córdoba Martín Quintana fue asesinado a quemarropa, Sergio Castro bajo las balas policiales en los disturbios por un partido de fútbol. Indudablemente la complicidad entre el poder político, judicial y la policía es cada vez más fuerte.

Existen muchísimos casos de gatillo fácil, represión, y son muchas más las detenciones arbitrarias, malos tratos y fallos judiciales donde los asesinos quedan absueltos y sus víctimas poco menos que condenadas porque socialmente para la justicia no son dignas de otra cosa.

Tenemos muy cercano el resonante caso de Andrea Machado. En definitiva los muertos del último gobierno militar y los muertos de los gobiernos democráticos son víctimas de un poder que no respeta las ideas, principios ni reclamos, criminaliza la pobreza y judicializa la protesta.

Revertir esta situación depende de nosotros. Reflexionemos, participemos, exijamos para que se respete la dignidad de nuestras víctimas y poder gozar de la seguridad que como sociedad nos merecemos.

David, tesoro mío, desde que partiste, hace cuatro años, somos muchos, muchísimos los que te recordamos y repudiamos el crimen aberrante cometido por quienes por momentos tendrán su mente perturbada por el hecho.

Tú descansa en Paz Hijo Mío.

ROSA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s