De eso no se Trata

ammar
Foto AMMAR CBA

Por Lucrecia Fernández

El pasado viernes en el marco de la campaña de la lucha contra la trata, la policial allano un complejo de departamentos, clausurando una vivienda y deteniendo a la mujer que en ella vivía como responsable por un supuesto prostíbulo, este se suma a muchos otros casos que se repiten desde hace mas de un año, desde la implementación de la ley 10060, como ejemplos de lo lejos que esta la ley esta de solucionar alguna de las problemáticas relacionadas con la trata, sin embargo se persigue y detiene a mujeres que ejercen por decisión propia, aun cuando es una ley contra los prostíbulos y no contra el ejercicio.

En entrevista con este medio, Eugenia Aravena, de AMMAR Córdoba, comento que “le clausuraron la casa a una compañera”, y explico que se le aplico el articulo 46 bis de la ley: “se le pintaron los dedos, y la dejaron en la calle, dándose cuenta (la policía) de que es su casa y no un prostibulo y por eso la dejaron sacar una bolsa de ropa para los hijos”. Esto sucedio porque para la ley quien abre la puerta del lugar donde se realiza un allanamiento, es la persona considerada tratante.

El hecho de coacción no quedo allí, esa misma tarde se presento el abogado de la mujer en la fiscalía, donde le informaron que para que fuera liberada y pudiese nuevamente entrar a su domicilio, debía firmar la causa de la que se la estaba acusando, por ser responsable de la casa. Frente a la consulta del letrado de poder apelar, se indico que era posible pero que no podría retornar a su domicilio hasta que no se probara con el dueño del inmueble que no se estaba cometiendo ningún ilícito. Esto da cuenta de la presión que se ejerce a una mujer que quedo en la calle con sus dos hijos, por un delito que no cometió.

Frente al complejo escenario que se presentaba, AMMAR y el abogado de la mujer se acercan a la Secretaria de Trata, para solicitar se brinde una solución momentánea a la situación de esta familia. Allí, comenta Eugenia, la respuesta fue negativa, ya que debían ponerle un nombre al responsable del domicilio, y ella lo era ante la ley, por lo que no se le podía brindar amparo alguno.

Esta situación no es particular, se viene repitiendo hace meses, con casos que fueron apelados y aun no han obtenido respuesta alguna de la justicia. Frente a este nuevo hecho, desde AMMAR denuncian: la continua persecución y la criminalización a través de los artículos 45 y 46 bis, que la autoridad de aplicación siga siendo la policía, actuando como juez, parte y cómplice, y que no haya contención para ningún caso, mientras las verdaderas redes de trata y explotación no son combatidas, “no podemos permitir que nos sigan mintiendo de esta forma” concluyo Aravena.

Audio de la entrevista

Video de la entrevista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s